Muchas parejas, cuando piensan en su boda, tienen ideas preconcebidas que han ido tomando de uno u otro sitio, imaginando así lo que sería su boda perfecta. Redes sociales, blogs o bodas de amigas sirven de inspiración, cogiendo ideas que tal vez nada tienen que ver con su personalidad, su historia o su ADN

Contar con los servicios de un wedding planner te ayuda a dar forma a tus ideas: desenchando aquellas que son accesorias y aportando ideas que quizás nunca te habías planteado.

Lo cierto es que hace algunos años, a las parejas les costaba algo más comprender el valor del trabajo desarrollado por los wedding planner, pues desconocían la complejidad de nuestra actividad profesional y los elementos que este trabajo lleva asociado.

Hoy en día, dada la importancia que se le da a las bodas y a toda la información que hay en internet y en las redes sociales, los novios valoran mucho el trabajo de planificación y desarrollo de una boda, pues son conscientes de que su organización (aunque pueda parecer algo sencillo, bonito y glamuroso) es en realidad una tarea muy compleja que requiere formación, mucho conocimiento del sector y una dedicación exclusiva.

El intrusismo en la profesión y el desconocimiento de algunas personas sobre el trabajo real que desarrollamos los wedding planner, hace que aún a día de hoy algunas personas se pregunten porqué contratar a un profesional.

Sin embargo, si sois de los que todavía ponéis en duda la rentabilidad de esta inversión, os invito a que echéis un vistazo a este post. ¡Estoy segura de que acabaréis pensado que es la mejor inversión!

  1. Somos profesionales: hemos hecho esto muchas veces, por lo que sabemos como ahorrar tiempo y dinero. Tardaremos la mitad de tiempo que tú en hacer cualquier trámite. Incluso aquellos más tediosos.

Foto Sofía Royo

  1. Gestionará tiempo, recursos y presupuesto para conseguir una boda única en la que se reflejen tus gustos y personalidad. Se encargará de cumplir los plazos, llevar la agenda y priorizar los recursos sin sobrepasar el presupuesto. Con un presupuesto más o menos cerrado conseguirá que tengáis la boda de vuestros sueños sin gastar tiempo ni dinero accesorio.

Foto Sweet Studio

  1. Se encargará de que no te falte de nada: la clave de una boda es disfrutar y un wedding planner evitará que tengáis que pasarlo mal. El sosiego, la tranquilidad y el apoyo que te brinda un organizador te permitirá estar relajado y seguir con tu vida con normalidad mientras que esta persona se encarga de que todo vaya sobre ruedas, controlando tiempos, plazos, facturas y demás.

Foto Manopla Studio

  1. Conoce a muchos proveedores de gran calidad con los que negociará precios, plazos de entrega o condiciones de pago de tal manera todo se ajuste a vuestras preferencias y gustos. Evitará que os perdáis en un mar de opciones accesorias, proponiendo los proveedores que más se acercan a vuestros gustos ¡Y consiguiendo mejores precios!

Foto RGB Fotografía

  1. Os ayudará a que vuestra boda sea auténticamente vuestra y no un copy-pastede bodas de otros. Los wedding planners sabemos reflejar vuestra personalidad en cada detalle: tenemos los proveedores, el know how, la experiencia y los recursos para hacer cosas que a vosotros se os escapan. Entendemos que para gente que no es experta en la materia, puede ser más fácil copiar que crear, pero nosotros nos encargaremos de que vuestro día sea tan único como vosotros.

Foto Sofía Royo

  1. Se encargará de que todo esté a punto y gestionará cualquier posible fallo, asegurándose de que el  resultado sea siempre perfecto. Si algo sale mal un wedding planner ya ha vivido muchas bodas por lo que sabe como gestionar situaciones de crisis gracias a su experiencia. Conoce los posibles riegos y puntos flacos que pueden fastidiar tu día y tienen. Siempre tienen preparado un Plan B, por si surge algún imprevisto. De hecho, en muchas ocasiones son capaces de solucionar el problema antes de que ocurra.

Foto Sofía Royo

  1. Está claro que una de las cuestiones que más preocupan a los novios es que sus invitados disfruten de la boda, y un profesional se encargará de que no les falte de nada. Sabemos lo importante que es para ti que todo vaya sobre rueda, por lo que nos encargaremos de que tus seres queridos se sientan como en casa y no le falte a nadie su saquito de pétalos, de arroz o incluso una copa de vino si hace falta.

Foto RGB Fotografía

  1. Haremos que disfrutes no solo de tu boda sino también de todo el proceso hasta llegar a ese día. Contratar un wedding planner no supone perder todo poder de decisión, tu boda seguirá siendo tuya y las decisiones finales las tomarás tú, simplemente tendrás una guía que te hará todo más fácil.

Foto RGB Fotografía

 

 


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies