Cuando pregunto a mis clientes cómo quieren que sea su boda la mayoría utilizan alguna de estas dos palabras: única o diferente. Sin duda alguna mi labor como wedding planner es conseguir que los deseos de los novios se hagan realidad, trabajando sobre sus gustos para crear conceptos genuinos y novedosos que representen a la pareja. Pero, ¿Se os ocurre algo más único que casarse en invierno?

Hace unos años, esta pregunta podría parecer descabellada, sin embargo cada vez son más las parejas que se dan el sí, quiero en esta época del año. La decoración, la iluminación, la vestimenta y hasta la luna de miel cambian por completo cuando decidimos celebrar nuestra boda en esta estación.

¿Hay algo más representativo del invierno que una buena chimenea? Crean un ambiente tan cálido y acogedor que te hacen sentir en casa. Sin lugar a dudas, una buena chimenea no sólo calienta los fríos días de invierno, sino que crea un atmósfera agradable y de lo más hospitalaria. Por otro lado, el uso de leños y hogueras decorativas salvarán a más de un fumador y darán un toque original y de lo más invernal.

Foto Carlos Aragón

Foto Wonderful and Strange

Foto Taylor Porter

Otra baza a favor de las bodas de invierno son las localizaciones. Cierto tipo de lugares, como palacios y catedrales, dan más juego durante la temporada de invierno. ¿Por qué preferiríamos casarnos en la playa antes que entre los anchos muros de un castillo? Sin lugar a duda uno de los puntos fuertes de esta época del año es la preciosa luz de los días de invierno. Combinar entorno y luz son una combinación perfecta para conseguir una fotos 10.

Foto Wonderful and Strange

Foto Wonderful and Strange

En la mesa se abre todo un mundo de posibilidades en todos los sentidos, desde la cubertería a la decoración pasando por la gastronomía, los arreglos florales y la iluminación. Como sabéis, cada vez se cuidan más los detalles, y es que en ellos reside la auténtica clave del éxito. Como wedding planner uno de los aspectos que más valoro es una cubertería que marque la diferencia. El invierno nos permite jugar y experimentar con vajillas que no podríamos usar en otra época del año. Los brocados barrocos, los dorados, los colores oscuros y los blancos entran en perfecta armonía con el color de la madera y las hojas verdes, creando un tándem elegante y armónico entre decoración floral, iluminación y cubertería.

Casa de Perrin

Foto Kelcy Leigh Photography

En este aspecto, a la hora de crear el conjunto de la decoración de las mesas, se puede optar tanto por colores blancos (color por antonomasia del invierno) como por colores oscuros que no emplearíamos en verano o primavera. Como comentaba antes, aquí hay que tener muy en cuenta cómo queremos que sea nuestra boda ¿Querremos manteles o haremos el montaje directamente sobre la mesa? ¿Cómo serán los centros de mesa? Si usamos flores ¿Cuáles emplearemos? El invierno permite la utilización de maderas, flores oscuras, hojas de árboles perennes, frutas liofilizadas e incluso flores de algodón que combinan a la perfección con la atmósfera creada.

Foto Taylor Porter

Foto Ernesto Villalba

Foto Kira Stein

Foto Ernesto Villalba

La iluminación es un pilar principal, ya sea en forma de velas integradas en los centros de mesas como a través de luces colgando del techo o incluso con grandes candelabros y lámparas de araña. Una buena iluminación es vital, recordemos que en invierno anochece antes por lo que será muy importante cuidar este aspecto. Personalmente me declaro fan absoluta del ambiente que crean las velas y candelabros, siendo la clave para crear un entono de cuento en el día más importante de vuestras vidas.

Foto Wonderful and Strange

Foto Wonderful and Strange

Foto Wonderful and Strange

Otro punto fundamental en cualquier boda es la papelería: desde el save the date, las invitaciones, las minutas, los meseros o el seating plan. Esta época del año permite jugar con otros tonos creando conceptos apasionantes. Los granates, los verdes, los ocres, los chocolates y los tonos dorados se convierten en los reyes ¿A vosotros qué os parecen?

Foto Taylor Porter

Foto Wonderful and Strange

A nivel culinario, las posibilidades son ilimitadas tanto en el menú como en los postres y adecuarlo a esta época del año es fundamental. El invierno es la época de determinados alimentos como la trufa negra, las carnes de caza o las setas, además de una serie de platos calientes que harán las delicias de los invitados.

Foto Taylor Porter

Foto Wonderful and Strange

Foto Ernesto Villalba

Foto Ernesto Villalba

Por otro lado, podemos emplear una serie de detalles que respalden este ambiente invernal como los paraguas, las mantas, el whisky o los puros que darán un toque de personalidad a tu boda. Creo que la clave aquí no es reproducir ideas de manera automática si no tomar elementos de esta época que representen a la pareja. Si los novios adoran el vino caliente ¿Por qué no ponerlo?

Foto Kelcy Leigh Photography

Foto Wonderful and Strange

Foto Wonderful and Strange

No menos importante son las novias de invierno. Esta época del año abre la puerta a un universo de posibilidades: capas, terciopelos, pieles y manga larga se convierten en protagonistas absolutos. Merece mención el uso de accesorios como guantes, estolas o abrigos.

Vestido Blumarine. Foto InDigital.

Vestido Juana Rique. Vía Atelier Couture.

¿Seguís siendo de los que pensáis que casarse en invierno es una mala idea? Creo que después de todo esto no os vais a poder resistir a dar el sí quiero en esta estación.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies