El ramo de la novia es uno de los complementos más icónicos de la boda. Es una de las primeras cosas en las que pensamos cuando nos imaginamos a una novia (después del vestido, claro). Hay tantos ramos como novias, es decir, no hay dos iguales. Sé que a más de una le puede resultar difícil escoger entre tantas posibilidades, por eso hoy quiero allanaros el camino con un poco de inspiración. Como siempre digo, coger ideas es bueno pero nunca podéis olvidar ser vosotras mismas. Esto es aplicable a todos y cada uno de los aspectos de la boda y es especialmente relevante cuando atañe al aspecto de la novia, ¡Nunca debes arrepentirte de la elección que hiciste para tu gran día!

Como os acabo de decir, las opciones son ilimitadas ¿Qué os parece si damos un repaso a algunas de las posibilidades?

¿Os atrevéis con los ramos a todo color? Si eres de las que no vive la vida en blanco y negro, estoy segura de que estas opciones os volverán locas.  Apostando por tonos llamativos como el rojo, el rosa, el amarillo o el naranja, los ramos coloridos son una opción fantástica para las bodas de primavera y verano. Las peonías, las rosas o los tulipanes quedarán de maravilla combinadas entre sí formando un universo de infinitos colores. ¿Os atrevéis?

Foto Meghan Lorna/ Flores The Manor Florist

Si queréis dar un paso todavía más hacia el color, otra de las ideas que me encanta es añadir tiras de tela y cintas de colores a vuestro ramo. Se crea así un conjunto de lo más llamativo que permite una personalización aún mayor, haciendo que tu ramo sea tuyo y solo tuyo. ¡Atrévete a ser tú misma!

Foto Kate Gray Photography/ Flores Red Floral

Sin embargo, no todo tiene por qué ser en tecnicolor, hay opciones en tonos claros que estoy segura de que os robarán el corazón. ¿Te apetece un ramo entero de flores blancas? Blanco no significa aburrido. ¿Por qué no elegir un ramo de novia tridimensional con flores blancas? Este ramo, desestructurado juega con las formas, los volúmenes y las combinaciones vegetales para dejarnos boquiabiertos.

Foto Carla Blain Photography/ Flores Monsoon

Si lo vuestro no son los ramos de aspecto tan relajado, los ramos redondos son también una opción fantástica. Mezclando elementos tan clásicos como las rosas blancas, las peonías y el olivo consigues  un ramo tan espectacular como este. Simplemente elegante y sencillo. ¡Di sí quiero al blanco!

Foto James Frost/ Flores Patrizia Fiorie Piante

Si por el contrario, los ramos redondos no van contigo, también podéis optar un estilo más bohemio, con flores silvestres y naturales. Ramos grandes con una elevada carga estética; flores que cuentan historias y sobresalen mezclando tonos rosa pastel, blancos o granates. Sin lugar una elección en tendencia en esta última temporada de bodas.

Foto Grace Elizabeth Photo Film/ Flores Flowers Hive

Si vuestra boda va a estar marcada por un estilo rústico, este tipo de ramos será idóneos. Flores que parecen recién cortadas del campo; combinando margaritas, lavanda y paniculata conseguirás este efecto tan natural y campestre. Si quieres hacer un guiño todavía mayor puedes añadir cuerda para atar tu ramo. ¡El toque perfecto para una boda rural chic!

Foto Neil Jackson Photographic/ English Flower Farmer

Si quieres algo rural pero quieres dar un pasito más, haciendo algo más grandilocuente, añadir flores y vegetación a tu ramo dará lugar a una creación algo más salvaje pero con todo el encanto del campo. Jugando con los tallos, las hojas y las diferencia de tamaños conseguirás un ramo lleno de vida.

Foto Photography 34/ Flores Hearts Flowers

Si eres de esas novias cuya máxima es el famoso “menos es más” este ramo te hará caer rendida (¡y no es para menos!). Un bouquet hecho únicamente con margaritas que da lugar a un ramo de flores sencillo pero lleno de personalidad, solo pato para novias que quieren marcar la diferencia.

Foto Story Clour/ Flores Janet Barnes

En mi experiencia como wedding planner, he podido observar que muchas novias tienen debilidad por los tonos rosados. Por ello y para cerrar este post me gustaría acabar con una propuesta en estos tonos. ¡Pero no una convencional!  Este ramo combina las flores blancas con algún toque coral y rosa, añadiendo hojas de eucalipto y cardos, para algo más informal y boho.

Foto Magda K Photography/ Flores Upmarket Flowers

¿Tenéis ya vuestro favorito?


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies