La animación para los niños en las bodas es imprescindible para que ellos estén contentos y así también lo estén los padres. Yo creo que es una de las mejores inversiones que se pueden hacer para que la celebración sea un éxito.

Como digo siempre, los profesionales saben más que nosotros y por eso siempre intento aprender de ellos. En esta ocasión para hablar de este tema he hecho algunas preguntillas a José Miguel, de la empresa Pasalarisa, con el que he tenido el placer de trabajar. Después de tantos proyectos personalizados para niños y mayores, puede enseñarnos un poquito más de la animación en eventos.

 

1.- ¿Cuáles son los servicios de animación que más os demandan para las bodas? 

 

Sin ninguna duda, el pack estrella para una boda es la animación básica. Es un servicio que aúna el control de los niños y mucha diversión. Los peques de todas las bodas se divierten jugando a juegos tradicionales y muchos otros grandes juegos de campamento. Pueden pintarse la cara con fabulosas representaciones de animales o superhéroes y llevarse una figurita de globoflexia al acabar la animación. Es un servicio muy completo para hacer diferente las bodas a los niños del evento.

 

 

Cuenta siempre con animadores infantiles profesionales. Ellos conocen las mejores técnicas y juegos para mantenerles entretenidos. La globoflexia es una de ellas.

A este pack siempre le incluimos el segundo servicio estrella, la ayuda en comida. Pregunta a cualquier padre que ya haya probado este servicio, si no es el “no va más” olvidarte de los niños durante la comida. Nosotros nos hacemos cargo de que coman, de que no la líen y estén atendidos en todo momento tras acabar la misma.

 

2.- Vosotros hacéis un montón de actividades para los más pequeños ¿Cuál es la que tiene más éxito? 

 

Esta es una pregunta compleja: aunque casi todo vale cuando consigues que un niño se divierta, hay servicios que son más adecuados para unas edades u otras. Los mayores y los pequeños no tienen intereses idénticos, por lo nos encontramos con que nos demandan cosas muy diferentes. Por ello, para cada edad hay actividades que se adecuan y que siempre tienen éxito. Enumerando algunos de estos casos, al margen de la animación básica que es adecuada para todas las edades, las siguientes grandes elecciones son:

  • Niños de 0 a 4 años: servicio de ludoteca
  • Niños de 6 a 12: ginkanas
  • Y para todas las edades: cine infantil

 

 

3.- Según vuestra experiencia ¿a qué hora es más importante vuestro ayuda para atender a los más peques, durante el coctel, durante la cena…?

 

Siempre lo mejor en estos eventos es atender a los niños en los dos momentos. El coctel es un momento tranquilo, pero muchas veces ves a los papas persiguiendo niños revoltosos y que quieren descubrir el nuevo espacio donde sus padres le han traído. Juegan, saltan y a veces los espacios tienen muchos puntos negros no aptos para peques. El segundo momento, durante la cena, es el momento álgido. Camareros a la carrera cargados con torres infinitas de platos y copas tienen que convivir con tíos y abuelas que no paran de ir de un lado a otro en busca de algún familiar olvidado, sin olvidar a los amigos gritones junto una mesa de niños que no paran de ir en busca de sus padres. Es necesario algo de control en este momento, para que no haya padres a los que le sea imposible catar la comida.

 

4.- ¿A qué hora creéis que es mejor dar de comer a los niños, en el coctel, en la propia comida, en una mesa todos juntos…?

 

El eterno dilema de si saltarse el protocolo o no… (y sin que me escuchen todas las wedding de España) Los niños no entienden de protocolos de bodas, ni de tirarse fotos en el lugar más bonito, ni de no subirse en la fuente más grandiosa de la finca, ni entienden que el cura esta casando a la pareja. Los niños son niños y piden cuando tienen hambre.

 

Si pusiéramos a los niños en una mesa a la hora del coctel, creo que ganaríamos todos. Pero me da que nadie aún ha dado con cómo entender a todos los pequeños de la casa.

 

5.- Nos puedes hablar sobre la animación para adultos en bodas ¿Qué servicio funciona mejor? ¿Qué servicios nuevos tenéis para sorprender a los invitados?

 

Solo de pensarlo se me ponen los pelos de punta: ¡niños que han crecido y ahora necesitan liarla como cuando fueron pequeños!. Las actividades para adultos en las bodas son inusuales: las bodas típicas cuentan con su horario establecido para hacerse las fotos, comer, bailar en la disco etc. Las pocas que hay, o que hemos visto, puedo decir que son ideales, pues al ser una boda fuera del canon establecido se presta a crear situaciones inolvidables en las que los novios saltan en hinchables o familias se enfrentan cantando grandes clásicos en un furor.

 

Esta opción suele ser la mejor en bodas que duran varios días, ya que son más informales y la gente necesita una actividad diferente. E incluso en bodas de poca gente, donde se suele buscar alternativas a la boda tradicional.

 

Sin duda los servicio para adultos que nos piden más los novios suelen ser actividades como los Popular games (donde juntamos juegos tradicionales como las carreras de sacos y el soga tira con un toque de competitividad entre familiares), furor para cantar y cantar, nuestro Party gigante o el ya exclusivo Humor amarillo, la locura de los hinchables y el juego de competición.

 

6.- Cuéntanos alguna anécdota que os haya sorprendido 

 

La realidad es que no da mucho tiempo a ver que pasa en las bodas cuando trabajas con niños. Las cosas que más nos sorprenden son siempre relativas a los novios, cuando invaden nuestros hinchables para hacerse fotos o cuando las mamas vestidas con tacones y vestido largo arrancan a competir con sus peques.

 

 

Si cuentas con profesionales, ¡habrán algunos juegos que incluso a los adultos les gustaría participar!

 

7.- Además de animación para adultos y niños en las bodas ¿Qué otros servicios podéis ofrecer a las parejas de novios?

 

Quizás el servicio que más nos piden fuera del mundo animación sean las sueltas de globos. Son geniales y alucinantes: ver soltar 400 globos este año consiguió hacer saltar alguna lagrima a los novios (aunque ellos digan que no, pero todos sabemos que la película Up tocó nuestros corazoncitos). Decorar con comida es otra idea genial en una boda, ya sea con carritos de comida o con Candy bar. Pero tras muchísimas bodas y las que quedan, creo que si me pidieran un elefante que saltara desde un globo y volara hasta la celebración para entregar los anillos, podríamos conseguirlo. Nos gustan los retos y creo que tiene que ser divertido hacer felices a los que nos contratan.

 

Muchas gracias José Miguel, hemos aprendido mucho de ti. Espero seguir viéndote en las bodas que organizamos.

 

Y ya sabéis donde estoy para cualquier duda que os pueda surgir

 

Susanna

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies